Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Una de las claves del éxito: La constancia

La semana pasada, en el post anterior, reflexionaba sobre la inteligencia artificial.

Lo cierto es que, cuando se publicó el post, maravillas de la programación de publicaciones, yo estaba dsfrutando de un día de playa, en la que se ha convertido en una de mis playas favoritas, Atlanterra, en Zahara de los Atunes (Cádiz).

Te dejo por aquí una foto, no para darte envidia, para mi las vacaciones son una manera de recargar mis baterías, no una evasión, esta es una de las ventajas de amar mi trabajo, ya sabes lo que dicen, cuando amas tu trabajo, deja de ser trabajo (lo que no significa que sea todo coser y cantar).

Playa de Atlanterra

Tras aterrizar el domingo en Barajas, cerca de la medianoche, el lunes por la mañana, ya estaba de vuelta al trabajo, optimizando el tiempo al máximo, como ves. Pasé la tarde organizando los contenidos que verás en septiembre y me puse a preparar una entrevista para mi podcast, El Podcast de las Ventas, que verás en noviembre. ¡Por cierto, vuelve a la acción este domingo! Si aún no te has suscrito, puedes hacerlo en los destacados de mi perfil.

Sigo, el martes, grabé la entrevista que estuve preparando el lunes, y el entrevistado, una persona a la que admiro, es el podcaster más escuchado de habla hispana, atención, del mundo.

¡Y aquí viene la sorpresa! dame un segundo y verás el hilo de la newsletter con el título. Entre bambalinas, antes de la entrevista, mientras charlábamos de uno y lo otro, me preguntó por mi número de escuchas, en concreto por el número de escuchas en los primeros siete días tras la publicación del episodio.

Como es lógico, las cifras no son fijas. Ni se comparan con los tiempos de la pandemia, cuando las descargas estaban por las nubes, llegando incluso a 1900 o 2500 por semana.

Hoy en día, las escuchas rondan entre 800 y 1500 durante la primera semana. Ahora sí, llega el notición. Echa un ojo a la imagen siguiente: con estas cifras, ¡¡El Podcast de las Ventas está en el top 5% de podcasts más escuchados a nivel global!!

No te cuento esto para fardar, ya sabes que no va conmigo. Confieso que me puse más contenta que un niña con zapatos nuevos, y mi ego estaba dado saltos de alegría.

Comparto esto contigo porque el mérito es compartido:

  • Por un lado es, indudablemente, gracias a ti, que me escuchas, no tengo suficientes palabras para agradecerte la confianza que depositas cada semana en mi.
  • Por otro lado, por continuar grabando, cada semana, durante tres años, incluso en los peores momentos personales.

Y aquí radica la importancia de la constancia, de no tirar la toalla, a veces con el cortoplacismo, del que tanto me oyes hablar, anhelas la inmediatez, quieres los resultados ya y, con los años he aprendido que los resultados llegan, cuando tienen que llegar, y es por una buena razón. Son el fruto de las horas de trabajo, dedicación, preparación y foco a la hora de realizar de cualquier trabajo.

Dicho esto, suelo puedo terminar esta entrada, dándote un gracias enorme y de corazón:

¡¡Mil millones de gracias!!

Claramente, esto me anima a continuar con esta labor de dignificar y divulgar la venta, siempre y cuando se aplique la ética y el buen hacer.

Hasta la próxima semana.

Marta de Francisco

Ética Comercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba